LIBRO 12 PASOS ALCOHOLICOS ANONIMOS PDF

Aunque vienen de diferentes sectores de la sociedad y tienen distintas ocupaciones e historias de vida. Los 12 pasos Todos los miembros mencionan el "proceso de transitar por los 12 pasos" como uno de los pilares del programa de AA. Ese elemento social de AA, la importancia del "sponsor" o padrino del adicto, es tan conocido como sus 12 pasos. A la fecha, hay El resto del programa es un proyecto para la vida", dice Pedro.

Author:Vosida Juramar
Country:Brunei Darussalam
Language:English (Spanish)
Genre:Sex
Published (Last):11 August 2010
Pages:264
PDF File Size:15.80 Mb
ePub File Size:2.1 Mb
ISBN:247-8-17928-750-8
Downloads:83812
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kelkree



Ofrece una clara exposicin de los principios por los cuales se recuperan los miembros de A. Los Doce Pasos de A. Las Doce Tradiciones de A. Resumen los medios por los que A.

Aunque los siguientes ensayos estaban dirigidos principalmente a los miembros, muchos amigos de A. Muchas personas, no alcohlicas, dicen que, como consecuencia de practicar los Doce Pasos de A. Opinan que los Doce Pasos pueden significar ms que la sobriedad para los bebedores problema. Los consideran como un camino hacia una vida feliz y til para muchas personas, sean o no sean alcohlicas.

Tambin hay un creciente inters en las Doce Tradiciones de Alcohlicos Annimos. Los que se dedican a estudiar las relaciones humanas empiezan a preguntarse cmo y por qu funciona A. Cmo es posible, se preguntan, que en A. Cmo es posible que un conjunto de principios tradicionales, que no tienen ninguna fuerza legal, puede mantener la unidad y la eficacia de la Comunidad de Alcohlicos Annimos? La segunda parte de este libro, aunque destinada a los miembros de A. Alcohlicos Annimos empez en en Akron, Ohio, como resultado de un encuentro entre un bien conocido cirujano de esta ciudad y un agente de bolsa de Nueva York.

Los dos eran graves casos de alcoholismo e iban a convertirse en los cofundadores de la Comunidad de A. Los principios bsicos de A. Despus de tres aos de pruebas y tanteos en busca de los principios ms realizables que pudieran servir de base para la Sociedad, y tras muchos fracasos en nuestros intentos de conseguir que los alcohlicos se recuperasen, tres grupos lograron tener xito - el primero en Akron, el segundo en Nueva York y el tercero en Cleveland.

Incluso entonces era difcil encontrar cuarenta personas con una recuperacin segura en los tres grupos. No obstante, la Sociedad incipiente se resolvi a poner por escrito su experiencia en un libro que por fin se public en En ese momento, contbamos con unos cien miembros recuperados. El libro se titul "Alcohlicos Annimos", y de l tom su nombre la Comunidad. En sus pginas se describa el alcoholismo desde el punto de vista del alcohlico, se estructuraron por primera vez a las ideas espirituales de la Sociedad en los Doce Pasos, y se clarific la aplicacin de estos Pasos al dilema del alcohlico.

El resto del libro estaba dedicado a treinta historias o historiales en los cuales los alcohlicos hablaban de sus experiencias personales con la bebida y de su recuperacin. Esto estableci una identificacin con los lectores alcohlicos y les demostr que lo que les haba parecido casi imposible ahora iba a ser posible. El libro "Alcohlicos Annimos" se convirti en el texto bsico de la Comunidad y todava lo es.

Este libro se propone ampliar y profundizar la comprensin de los Doce Pasos que aparecieron en la obra anterior. Con la publicacin en del libro "Alcohlicos Annimos", se puso fin a la poca pionera y se inici una prodigiosa reaccin en cadena a medida que los alcohlicos recuperados llevaban el mensaje a otros ms. Durante los aos siguientes, decenas de miles de alcohlicos acudieron a A. Tanto el clero como la medicina favorecieron el nuevo movimiento, dndole su aprobacin pblica y su apoyo decidido.

Esta asombrosa expansin trajo consigo graves dolores de crecimiento. Se haba demostrado que los alcohlicos se podan recuperar. Pero no era nada seguro que tal multitud de personas todava tan poco equilibradas pudieran vivir y trabajar juntos con armona y eficacia.

En todas partes surgan amenazadores interrogantes en cuanto a los requisitos para ser miembro, el dinero, las relaciones personales, las relaciones pblicas, la direccin de los grupos y los clubs y numerosas incertidumbres ms. De esta vasta confusin de experiencias explosivas, tomaron forma las Doce Tradiciones de A. La seccin de este libro que trata de las Tradiciones describe con bastante detalle las experiencias que contribuyeron a la concepcin de las Tradiciones, y dieron as a A.

Al llegar ahora a su madurez, A. Se espera que este libro depare a todo aquel que lo lea una perspectiva ntima de los principios y fuerzas que han hecho de Alcohlicos Annimos lo que es hoy da.

Puede ponerse en contracto con la Oficina de Servicios Generales de A. A quien gusta admitir la derrota total? A casi nadie, por supuesto. Todos los instintos naturales se rebelan contra la idea de la impotencia personal. Es verdaderamente horrible admitir que, con una copa en la mano, hemos deformado nuestra mente hasta tener una obsesin por beber tan destructiva que solo un acto de la Providencia puede librarnos de ella.

No hay otro tipo de bancarrota como sta. El alcohol, ahora convertido en nuestro acreedor ms despiadado, nos despoja de toda confianza en nosotros mismos y toda voluntad para resistirnos a sus exigencias. Una vez que se acepta esta dura realidad, nuestra bancarrota como seres humanos es total.

Pero al ingresar en A. Nos damos cuenta de que slo por medio de la derrota total podemos dar nuestros primeros pasos hacia la liberacin y la fortaleza. La admisin de nuestra impotencia personal resulta ser a fin de cuentas la base segura sobre la que se puede construir una vida feliz y til. Sabemos que son pocos los beneficios que un alcohlicos que ingrese en A.

Mientras no se humille as, su sobriedad - si es que la logra - ser precaria. No encontrar la verdadera felicidad. Esta es una de las realidades de la vida de A. El principio de que no encontraremos una fortaleza duradera hasta que no hayamos admitido la derrota total es la raz principal de la que ha brotado y florecido nuestra Sociedad.

Al vernos obligados a admitir la derrota, la mayora de nosotros nos rebelamos. Habamos acudido a A. Entonces, se nos dijo que, en lo concerniente al alcohol, la confianza en nosotros mismos no vala para nada; que de hecho era una gran desventaja. Nuestros padrinos nos dijeron que ramos vctimas de una obsesin mental tan sutilmente poderosa que ningn grado de voluntad humana podra vencerla. Se nos dijo que sin ayuda ajena no poda existir tal cosa como la victoria personal sobre esta obsesin.

Complicando implacablemente nuestro dilema, nuestros padrinos sealaron nuestra creciente sensibilidad al Alcohol - una alergia, la llamaban.

El tirano alcohol blanda sobre nosotros una espada de doble filo: primero, nos veamos afligidos por un loco deseo que nos condenaba a seguir bebiendo y luego por una alergia corporal que aseguraba que acabaramos destruyndonos a nosotros mismos.

Eran muy contados los que, acosados de esta manera, haban logrado ganar este combate mano a mano. Las estadsticas demostraban que los alcohlicos casi nunca se recuperaban por sus propios medios. Y esto aparentemente haba sido verdad desde que el hombre pis las uvas por primera vez. Durante los aos pioneros de A. E incluso estos "moribundos" tardaban mucho en darse cuenta de lo grave de su condicin.

Pero unos cuantos s se dieron cuenta y cuando se aferraban a los principios de A. Por eso, la primera edicin del libro "Alcohlicos Annimos", publicado cuando tenamos muy pocos miembros, trataba exclusivamente de casos de bajo fondo. Muchos alcohlicos menos desesperados probaron A. Es una tremenda satisfaccin hacer constar que esta situacin cambi en los aos siguientes. Los alcohlicos que todava conservaban su salud, sus familias, sus trabajos e incluso tenan dos coches en su garaje, empezaron a reconocer su alcoholismo.

Segn aumentaba esta tendencia, se unieron a ellos jvenes que apenas se podan considerar alcohlicos en potencia. Todos ellos se libraron de esos diez o quince aos de autntico infierno por los que el resto de nosotros habamos tenido que pasar. Ya que el Primer Paso requiere que admitamos que nuestras vidas se haban vuelto ingobernables, cmo iban a dar este Paso personas como sas? Era claramente necesario levantar el fondo que el resto de nosotros habamos tocado hasta el punto que les llegara a tocar a ellos.

Al repasar nuestros historiales de bebedores, podamos demostrar que, aos antes de darnos cuenta, ya estbamos fuera de control, que incluso entonces nuestra forma de beber no era un simple hbito, sino que en verdad era el comienzo de una progresin fatal.

A los que todava lo dudaban, les podamos decir, "Tal vez no seas alcohlico. Por qu no tratas de seguir bebiendo de manera controlada, teniendo en cuenta, mientras tanto, lo que te hemos dicho acerca del alcoholismo?

Esta actitud produjo resultados inmediatos y prcticos. Entonces se descubri que cuando un alcohlico haba sembrado en la mente de otro la idea de la verdadera naturaleza de su enfermedad, esta persona nunca podra volver a ser la misma. Despus de cada borrachera, se dira a s mismo, "Tal vez esos A. Haba tocado su fondo con la misma contundencia que cualquiera de nosotros.

La bebida se haba convertido en nuestro mejor abogado. Por qu tanta insistencia en que todo A. La respuesta es que muy poca gente tratar de practicar sinceramente el programa de A. Porque la prctica de los restantes once Pasos de A. Quin quiere ser rigurosamente honrado y tolerante? Quin quiere confesar sus faltas a otra persona y reparar los daos causados?

A quin le interesa saber de un Poder Superior, y aun menos pensar en la meditacin y la oracin? Quin quiere sacrificar tiempo y energa intentando llevar el mensaje de A.

No, al alcohlico tpico, extremadamente egocntrico, no le interesa esta perspectiva - a menos que tenga que hacer estas cosas para conservar su propia vida. Bajo el ltigo del alcoholismo, nos vemos forzados a acudir a A. Entonces, y slo entonces, llegamos a tener la amplitud de mente y la buena disposicin para escuchar y creer que tienen los moribundos. Estamos listos y dispuestos a hacer lo que haga falta para librarnos de esta despiadada obsesin.

A l leer el Segundo Paso, la mayora de los recin llegados a A. Cuntas veces les hemos odo gritar: "Miren lo que nos han hecho. Nos han convencido de que somos alcohlicos y que nuestras vidas son ingobernables. Despus de habernos reducido a un estado de impotencia total, ahora nos dicen que slo un Poder Superior puede librarnos de nuestra obsesin. Algunos de nosotros no queremos creer en Dios, otros no podemos creer, y hay otros que, aunque creen en Dios, no confan en que El haga este milagro.

Bien, ya nos tienen con el agua al cuello pero, cmo vamos a salir del apuro?

DUBRAVKO LOVRENOVIC PDF

El secreto del éxito de Alcohólicos Anónimos para recuperar adictos "en 12 pasos"

A casi nadie, por supuesto. Todos los instintos naturales se rebelan contra la idea de la impotencia personal. Una vez que se acepta esta dura realidad, nuestra bancarrota como seres humanos es total. Pero al ingresar en A. Esta es una de las realidades de la vida de A. Consideremos primero el caso de aquel que dice que no quiere creer - el caso del rebelde. Cree que ya hace bastante al admitir que le alcohol le ha vencido para siempre.

PLANT ANATOMY FAHN PDF

Libro Alcoholicos Anonimos capitulo 1 al 6

.

CD6282CS DATASHEET PDF

Lea el Libro Grande y Doce Pasos y Doce Tradiciones

.

1099EZ FORM PDF

12 Pasos A.A. para recuperación alcoholismo

.

Related Articles