JONATHAN DANCY INTRODUCCION A LA EPISTEMOLOGIA CONTEMPORANEA PDF

Mikale To ask other readers questions about Introduction to Contemporary Epistemologyplease sign up. Rodrigo Jungmann rated it really liked it Dec 01, Stars are assigned as follows:. No trivia or quizzes yet. Your order is also backed by our In-Stock Guarantee! Cambridge Studies in Philosophy: This reflects the percentage of orders the seller has received and filled. Social responsibility Did you know that sinceBiblio has used its profits to build 12 public libraries in rural villages of South America?

Author:Malakora Tosho
Country:Bosnia & Herzegovina
Language:English (Spanish)
Genre:Medical
Published (Last):7 June 2007
Pages:253
PDF File Size:19.37 Mb
ePub File Size:9.33 Mb
ISBN:285-1-72355-415-8
Downloads:53458
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kazim



Por supuesto, es el resultado de numerosas conversaciones con estudiantes y colegas. Les doy las gracias a todos ellos, pero debo especial gratitud a David Bakhurst, David McNaughton y Richard Swinburne, que leyeron la totalidad del libro, a veces diversos borradores, y, con suma amabilidad, me ofrecieron comentarios y sugerencias detallados. Ciertamente, no estaba incluido en el contrato original. Se ha mantenido que son fuentes del conocimiento. Por ello, yo hablo de formas de conocimiento, y he permitido que los diferentes objetos posibles de conocimiento salgan a la superficie en el momento oportuno.

Nadie sabe nada de hecho, porque nadie puede saber nada. Y el argumento debe apelar tanto a nuestros patrones como a los suyos. El problema es encontrar un argumento convincente para el escepticismo local que no tenga consecuencias expansionistas. Hay multitud de argumentos ligeramente diferentes. Ser semejante en los aspectos relevantes no es, pues, ser completamente indistinguible. Las diferencias entre las acciones que esa persona no pueda reconocer no pueden justificar una diferencia en el juicio.

El principio de universalizabilidad nos dice, pues, que en ausencia de diferencias detectables debemos hacer de nuevo el mismo juicio. Podemos recorrer de nuevo este argumento desde el punto de vista de un observador exterior. Hasta ahora, sin embargo, hemos restringido el argumento de un modo innecesario a casos en los que, de hecho, yo he cometido errores en el pasado.

Podemos verlo en un ejemplo moral. La diferencia entre los dos argumentos parece estar en el camino que toman a partir de ese punto. No podemos argumentar directamente que una creencia falsa no puede estar justificada. Hay un defecto obvio en cualquier argumento que parte de la experiencia para tratar de justificar todos los argumentos que parten de la experiencia.

Ya hemos dado ejemplos del primer tipo. Podemos considerar este argumento de dos formas diferentes. Nada de genuina importancia puede depender del hecho de que seamos o no cerebros en una cubeta. Pero ese hecho puede utilizarse de dos formas distintas. La fuerte, que no hay ninguna diferencia en absoluto. Pero, de hecho, sucede exactamente lo contrario. Es esto lo que el antirrealista considera imposible. Esta actitud respecto al pasado es una actitud realista.

El argumento sobre cerebros en una cubeta se ofrece en Nozick , pp. Define el conocimiento preposicional, o conocimiento de que p. McEnroe gana este punto. Henry cree justificadamente que 1. Gettier Concede que individualmente son necesarias, y se limita a argumentar que no son suficientes.

Parece que se nos abren tres opciones: 1. El mismo Gettier expone dos. Para que los ejemplos funcionen debe ser posible que una creencia falsa pueda estar justificada; y una creencia justificada debe justificar cualquier creencia que sea implicada por ella o que se crea justificadamente que es implicada por ella. Lo que no podemos es rechazar los ejemplos de Gettier como si fueran demasiado forzados y artificiales.

Wittgenstein b , pp. Debo esta idea a Jennifer Hornsby. Esta sugerencia simple tiene dos defectos. Supongamos que creo que hay una oveja en el campo cercano a causa de lo que veo. No estoy infiriendo la existencia de la oveja a partir de lo que veo.

Simplemente, veo que hay una oveja. El animal que veo es un perro pastor, pero mi creencia no es falsa porque, oculta por la cerca, hay una oveja que no veo. El segundo defecto radica en que la sugerencia es demasiado fuerte y convierte en improbable que alguien de nosotros sepa algo alguna vez. No todas las creencias falsas son relevantes en este sentido. El requisito de que no haya creencias falsas relevantes sugiere, plausiblemente, que el que yo sepa o no depende de otras creencias que yo tenga.

Pero esta sugerencia plantea dificultades. Si, por ejemplo, me limito a creer 1. Lehrer y Paxson , Swain ]. En cualquier caso, la sugerencia de la refutabilidad necesita ser modificada. A primera vista, no necesitamos tanto para apoyar las pretensiones ordinarias de conocimiento. Le hubiera llevado al mayor de los errores si se hubiera dado el caso de que McEnroe hubiera sufrido un inesperado decaimiento, sucumbiendo definitivamente ante los esfuerzos de Connors.

Sin embargo, ya podemos ver las dificultades que plantea cualquier variante de este punto de vista. Y no parece que haya otras alternativas. Con ello quedan excluidos los casos de Gettier porque en ellos es una pura coincidencia que la creencia sea verdadera. Por atractivo que sea este punto de vista, plantea varias dificultades.

La primera es la dificultad en suponer que los hechos causen algo; son demasiado inertes como para afectar la manera en que funciona el mundo, incluso si el mundo es el mundo meramente mental 50 de las creencias. Con ello tenemos las dos condiciones habituales: 1. Hay dos maneras en las que puede ser una coincidencia que la creencia de a sea verdadera, y necesitamos eliminar las dos.

Hay muchos ejemplos de coincidencia feliz en ambos sentidos. Cap 3. Pero surgen dificultades del mismo tipo. Una creencia falsa puede estar justificada.

BEHRINGER MONITOR 1C PDF

Dancy - Introduccion a La Epistemologia Contemporanea

.

JIMMY REED MASTER BLUESMAN PDF

INTRODUCCIÓN A LA EPISTEMOLOGÍA CONTEMPORÁNEA

.

Related Articles